Mantequilla cannábica

Tengo un montón de hojas de maría que guardé de la cosecha. Ahora que se me han acabado los cogollos quiero aprovecharlas. He probado a fumarlas, pero no saben bien y colocan muy poquito, pero como tengo muchas igual lo puedo concentrar. Creo que lo que necesito es una receta para hacer mantequilla de maría. ¿Me puedes ayudar? ¿Qué dosis es la adecuada?. Pablo

Profesor Cañamo

Una receta sencilla consiste en introducir 100 gramos de material cannábico y 200 gramos de mantequilla en una olla con agua hirviendo. Se mantiene al fuego durante diez minutos y se filtra por un colador, para separar las hojas. Hay que estrujar bien las hojas para extraer todo el líquido. Este proceso puede repetirse con más mantequilla y las mismas hojas. Se pone el agua con mantequilla en una fuente, se deja enfriar y se mete en la nevera. La mantequilla formará una película sólida que flotará en el agua. Se saca con una espumadera, se seca y ya está lista para el consumo. Se puede hacer con cualquier parte de la planta, aunque con cogollos resultará más potente. Comer productos cannábicos coloca mucho porque, al pasar por el hígado, el THC se transforma y aumenta su potencia, algo que no sucede cuando se fuma ya que pasa directamente de los pulmones a la sangre y de ésta al cerebro. Hay que tener mucho cuidado con las dosis ya que es imposible predecir cuánto es una dosis hasta que se haya probado. La potencia final depende mucho de la potencia del material utilizado. NO es lo mismo usar hojas que usar cogollos. Como regla general se puede calcular la mitad de dosis que si se fuma. Por ejemplo si se hace mantequilla con diez gramos de un material del cual, para colocarse fumando hace falta medio gramo, de veinte gramos de mantequilla podemos calcular que saldrán cuarenta dosis. Si hay veinte gramos de mantequilla y cuarenta dosis, cada dosis será de medio gramo de mantequilla.

© La Cañameria Global S.L. · Milà i Fontanals, 35 · 08012 Barcelona · www.canamo.net · powered by Hathor