Podar las plantas

Hola, tengo unas cuantas plantitas y siempre he tenido la duda de cómo podar las plantas correctamente para que la planta no sufra, las hojas muertas las dejo que se caigan solas o las quito yo mismo. Bueno, muchas gracias por todo y hasta otra duda.

Hola profe, tengo una pequeñita duda sobre cómo cortar correctamente la copa u ojo de la planta para que no crezca más, y después con la copa ¿puedo hacer esquejes? Y si se puede, ¿cómo se debe de hacer para que salgan las raíces, y cómo y qué hay que cortar para hacerlos. Y esto es todo, hasta otro mes cultivamaníacos.Joto - Manuel

Profesor Cañamo

Podar es cortar brotes, hojas o ramas de una planta. Esto se hace por varios motivos. Según qué partes de la planta cortemos variarán los resultados. Podando los brotes de la planta logramos que la planta eche más ramas y crezca hacia lo ancho más que hacia arriba. Las ramas bajas sin desarrollar se eliminan para que la planta concentre toda su energía en los cogollos principales. Las hojas no se deben podar salvo que estén secas o enfermas. Muchos cultivadores creen que podando las hojas más grandes la planta podrá dedicar toda su energía a los cogollos. En realidad estas hojas fabrican alimentos que luego reparten por todo el organismo. Si las quitamos, la planta pasará hambre y no florecerá correctamente.

El cannabis se puede podar sin demasiados problemas. Las ramas bajas y débiles se pueden cortar en cualquier momento sin efectos perjudiciales. Haciéndolo no sólo se logra que la energía se concentre en los cogollos principales sino que, además, se mejora la aireación de las plantas ya que el aire puede correr a través de ellas con facilidad. Esto evita hongos y otras enfermedades a la vez que facilita al cultivador su riego y cuidado.

Las hojas que se secan o que amarillean también se pueden eliminar, aunque lo mejor es dejarlas caer solas, como tú haces. Además, las ramas se pueden doblar o atar para que no crezcan más de la cuenta.

El único corte delicado es cuando se podan las puntas de la planta, ya que no conviene hacerlo una vez que ésta ha empezado a florecer. Si se podan las puntas de las ramas en floración, se puede alterar el desarrollo normal y retrasar la fecha de cosecha. Cuando las plantas empiezan a florecer lo mejor es dejar de podar y dedicarse a atar las ramas para que se mantengan en la posición que nos vaya bien. En algunos casos, retrasar la floración puede ser útil. Por ejemplo, si queremos que un macho de floración rápida polinice a una hembra tardía, es posible conseguirlo podando los brotes del macho para impedir que florezca antes que la hembra.Para podar la punta central o cualquier otra rama se suele realizar un corte entre dos nudos, que son los puntos donde se unen al tallo central las hojas y las ramas secundarias. Es conveniente utilizar una tijera o podadera afilada y limpia. Si se usa la tijera para cortar ramas enfermas, con hongos o plagas, conviene limpiarla con alcohol antes de pasar a la siguiente planta.

Si el objetivo es lograr una maría ancha y bajita, con forma de arbusto, conviene empezar a podar muy pronto. Un método seguro consiste en cortar el brote central cuando la planta ha echado cuatro pares de hojas, sin contar con los cotiledones que recubren la semilla. La planta echará dos ramas y, cuando tenga cuatro pares de hojas en cada una, volvemos a cortar los brotes. De este modo tendremos cuatro tallos principales y la planta será más compacta y frondosa. Algunos cañameros eligen las cuatro o cinco ramas más fuertes y quitan todas las demás. Sus plantas producen cuatro o cinco enormes cogollos y ocupan menos espacio. Aunque el rendimiento por planta puede ser algo menor, caben más y la cosecha es similar. Hay quien sólo deja que la planta desarrolle el cogollo central, sin ramificar. Estas plantas son muy estrechas y ocupan muy poco espacio.

© La Cañameria Global S.L. · Milà i Fontanals, 35 · 08012 Barcelona · www.canamo.net · powered by Hathor