Entrevista a Paco Mascaraque

Paco Mascaraque es portavoz y cabeza visible del grupo Mariaren Lagunak formado por una veintena de socios asambleados bajo este nombre que en euskera significa Amigos de María. Asociación que tiene sede física en la calle Correria 28 de Vitoria-Gasteiz, y virtual en www.amigosdemaria.com. Al margen de su voluntarismo como activista cannábico de esta asociación, Paco es un profesional del coaching, que viene a ser algo parecido a un entrenador en cuestiones de marketing para ejecutivos.

Cáñamo: Paco, ¿desde cuándo eres activista cannábico?

Paco Mascaraque: Desde que hace nueve años comenzamos a organizar en Vitoria-Gasteiz la convocatoria anual por San Kanuto.

C.: ¿Desde cuándo funciona vuestra asociación?

P.M.: Mariaren Lagunak funciona desde que su local, completamente reformado y acondicionado, se abrió a sus socios y a sus invitados en mayo de 2006. Desde entonces, en el local se viene asesorando sobre autocultivo y cuestiones legales relacionadas con éste, y también se hacen talleres de cocina.

C.: ¿Qué otras actividades habéis llevado a cabo desde Mariaren Lagunak?

P.M.: En octubre del año pasado pusimos en marcha el banco de marihuana terapéutica que atiende a una media de tres pacientes por semana, sobre todo a afectados de cáncer, una afección para la que, salvo en circunstancias especiales, la marihuana puede constituir todo un alivio. Nosotros ponemos en contacto a los pacientes y a los cultivadores, que donan la hierba de forma gratuita. De todas maneras, preferimos promover el auto cultivo, para que cada cual consuma sus propias plantas.

C.: ¿Cómo funciona ese banco o farmacia virtual de “marihuana compasiva”?

P.M.: En realidad nosotros no constituimos un banco real de marihuana, porque ni guardamos plantas ni se las proporcionamos a los enfermos. Si el paciente ha decidido usar cannabis nosotros le ayudamos con información de cara a la reducción de riesgos asociados a ese consumo.

C.: ¿Y cómo se le hace accesible el cannabis al paciente?

P.M.: Indicándole que seguramente habrá en su entorno familiar o de amistades alguien que cultive cannabis, o disponga de acceso a esta planta, a quien el paciente podrá dirigirse.

C.: Por lo que sabemos, ahora queréis poner en marcha una “tarjeta por la normalización”. ¿En qué consistirá?

P.M.: La tarjeta, además del asesoramiento legal proporcionado por un bufete de abogados de colegiatura estatal, mediante tres números de teléfono y mensajería MSN, ofrecerá una serie de prestaciones a sus poseedores, como será el acceso gratuito a algunas de las ferias cannábicas o el acceso a los contenidos de nuestra página electrónica.

C.: ¿Cómo se os ocurrió lo de esa tarjeta?

P.M.: Debido a la situación de indefensión de los consumidores y cultivadores de cannabis por la ley actual, que es injusta. Las autoridades se dedican a reprimir a los consumidores o pequeños cultivadores en lugar de perseguir a las grandes mafias del mercado negro. De modo que, en respuesta, hemos organizado un servicio jurídico legal al alcance de todos los que lo necesiten.

C.: En poco tiempo, desde hace dos años para acá, habéis logrado hacer más ruido mediático que ninguna otra asociación cannábica, ¿cómo lográis hacerlo?

P.M.: El ruido mediático puede que nos lo curremos, pero hay también una base de trabajo serio que nos permite luego que los periodistas nos den cancha, pero sin trabajo previo no hay ruido que valga. Queremos hacer hincapié en esto.

© La Cañameria Global S.L. · Milà i Fontanals, 35 · 08012 Barcelona · www.canamo.net · powered by Hathor